Se complicó sola

Paraguay cayó 2-1 ante Nueva Zelanda por el Grupo F del Mundial de Chile. La albirroja quedó tercera en su grupo y deberá esperar si clasifica o no. Jara Saguier hizo 8 cambios. La albirroja se complicó sola y tendrá que aguardar otro resultado.

Era el último partido del Grupo F que tenía que jugar Paraguay en el Mundial. En el primer juego derrotó a Siria y el jueves, en gran partido, cayó ante Francia.

Tenía que enfrentar a un equipo que fue goleado por Francia y empató con Siria, pero la clasificación a octavos habría que asegurar en el juego de este domingo, Carlos Jara Saguier, sin embargo, puso a la mayoría de los jugadores que no estuvieron en los partidos anteriores.

Solo Luis Giménez fue el que estaba en el cuadro titular, además de Fernando Lomaquis que jugó ante Francia y Josué Colmán, que fue titular ante Siria.

El rendimiento no fue el mismo que en partidos anteriores y Paraguay comenzó a sufrir por el ritmo que imponían los de Nueva Zelanda. Estos proponían un juego muy vertical y los albirrojos comenzaron a sufrir en defensa.

Para colmo de males, Nueva Zelanda se puso en ventaja a los 10 minutos por intermedio de Hunter Ashworth. No mejoró Paraguay, es más, pudo recibir más goles porque se mostraba muy flojo en defensa donde el arquero Miguel Martínez no estaba en bien y hubo varias jugadas que no fueron aprovechadas por los rivales.

A los 31 minutos fue una de las primeras llegadas de Paraguay, un remate de Sebastián Ferreira que el arquero desvío al córner. Mientras que otra llegada con profundidad de la albirroja fue a los 42 minutos donde pudo llegar a la igualdad.

El arquero Woud sacó el balón en la primera ocasión, después Luis Giménez remató al palo, el balón llegó hasta Marcelino Ñamandú que remató de derecha y la pelota después de pasar cerca de varias piernas de los de Nueva Zelanda, se metió en el arco para el empate.

Esperábamos una segunda mitad diferente, la esperanza que Carlos Jara Saguier cambié un poco el andar de su equipo en el entretiempo, pero no fue así. Paraguay seguía sin encontrar el fútbol que se vio tanto en el partido ante Francia y ante Siria, era entendible por los cambios que introdujo Carlos Jara Saguier.

Para colmo, Paraguay se quedó con diez a los 58 minutos por la expulsión de Marcelino Ñamandú. Si a la albirroja le costaba con 11, iba a ser más difícil con uno menos.

Y fue así, el entrenador comenzó a cambiar, a poner a los laterales titulares y a Julio Villalba pensando en lograr el empate que confirmaría la clasificación y si se podía, acertar en un contragolpe y ganar el partido para tener más que asegurado el ingreso a los octavos de final.

En los últimos diez minutos Paraguay tuvo chances para marcar el segundo de la albirroja. El ingreso de Rodi Ferreira y de Blas Riveros le hizo bien a la albirroja que se animó a ir para adelante.

Un tiro libre de Arturo Aranda pasó cerca del palo derecho de Woud, minuto después, fue Blas Riveros el que ingresó por izquierda y remató al arco, Woud sacó al córner. Julio Villalba también tuvo una ocasión pero su remate se fue afuera.

A los 90 minutos se vino lo peor para la albirroja, Lucas Imrie recibió un balón enviado desde la derecha y ante la salida de Martínez, puso el segundo para Nueva Zelanda.

Paraguay comenzaba el partido dependiendo solo de sí mismo para clasificar a los octavos de final, pero el técnico cambió casi todo el equipo, hizo jugar a varios que no tuvieron minutos en los otros juegos y, al final, tenemos que esperar el resultado de otro partido para saber si ingresamos o no a la otra ronda como uno de los mejores terceros.

Fuente: ABC Color.

Auspiciantes

previous arrow
next arrow
Slider