Recordándote por siempre

CPDPPara quienes han conocido su bondad de gente y calidad profesional es un doble orgullo. Para quienes han oído hablar de su persona, un espejo digno. Don Crispulo Caballero, una referencia ineludible en el periodismo deportivo a nivel de redacción, es parte importante de este día especial y de cada uno que transcurre en la actividad profesional.
Así también fue. Una jornada otoñal, pero de 2011.

El señor andaba luchando. Le agradó hacerlo como fue casi siempre. En silencio, sin hacer ruido, ni querer quebrantar a nadie.
Cerró los ojos para abrir las puertas del cierro, oh casualidad, un 26 de abril.

Sí. Una jornada en la que festejamos el Día del Periodista. En aquella ocasión, Recordando por Cris viajó a la perpetuidad. Y eso ocurre y seguirá sucediendo. Le recordamos, le recordaremos por siempre.
“Ejú ape profesor. Nde bobo… “ y tantas otras frases y palabras sueltas, algunas muy pero muy peculiares y características de su impronta y forma de ser única, forman parte de una recordación conjugada en legado que sobre todo incluye enseñanza. Esa que ha sido cotidiana, superlativa, tan significativa como valiosa.
El Diario La Tribuna, allá por la década de los ’60. Gazeta Deportiva. El Diario Última Hora, su casa prácticamente.

Algunos de los medios por cuyos pasillos a transitado don Cris. Con su andar bien, bien calculado. Rayando la diagramación de cada página. Pasando por la cuartilla, la máquina de escribir, llegando hasta la computadora.
Tiempos, momentos, cada época. Avances de por medio. El paso de gente ¡Qué de gente! Y siempre allí don Crispulo. Inalterable. Atento a cada acción y siempre dispuesto a que las cosas salgan bien. A que el producto sea del agrado y periodísticamente valioso.
“Se fue. Nos mira a todos desde allí, desde el cielo. ¡Cómo pasa el tiempo! Le extrañamos un montón. Es el papá de la casa, está en cada rincón”.
Palabras de una emocionada doña Norma Colmán de Caballero.

La mujer, madre, abuela. La compañera de la vida de un Crispulo siempre jocoso, presente en las buenas y malas. Ahí al lado de la doña con quien pasó 50 años de su existencia, de forma inseparable. En junio próximo, a quien el gran Pedro García un buen día apodó “Rompe”, debía cumplir 80 años de existencia.
“¿Sentís su presencia? Él está con nosotros, con ustedes que han sido su alegría, su quebranto, su todo”.
Doña Norma está allí, frente al altar. Contemplando sin parpadear ese retrato que hace honor a su nombre y enaltece la función. En el mismo, Cris se muestra como Cris. Como fue siempre. Como es hasta ahora. Con la diferencia que hoy, en el Día del Periodista, sonríe con mayor intensidad.
Había partido a los cielos un 26. Una fecha que estamos recordando doblemente.
¡A tu salud, eterno amigo, colega, padre, compañero!

Auspiciantes

previous arrow
next arrow
Slider