Paraguay: El país del Congreso Internacional

AIPS América irrumpió el andar cotidiano en Paraguay. Llegó a esta tierra con un Congreso que aglutinó tanto a las personalidades que forman parte de ese organismo prestigioso, a los periodistas deportivos que en esencia son, y al medio local.

Por Horacio Galiano – hgaliano@teledeportes.com.py

DSC_0462Motivo de satisfacción que estos lares hayan sido epicentro y testigos a la vez, de horas y días de reuniones, deliberaciones, acuerdos, debates y arribo a puntos en común que hacen al presente y futuro de la institución.

Representantes de diversos continentes que han marcado presencia para realizar el trabajo que les compete, pero también para ver y notar que éste es un país que brindó comodidad y calor de su gente a cada instante.

Paraguay, el Paraguay, mirando de forma orgullosa, pero humilde y sencilla, pudo demostrar que está preparado para un eventazo, para una cita de tamaña magnitud. Está probado. Comprobado.

Todos los estamentos involucrados han puesto de sí para que la semana que se ha vivido _que no fue perfecta, como nada en la existencia misma de la humanidad_ sea jugosa, digna de ser aprovechada e igualmente inolvidable.

Párrafo aparte y destacado para un señor, con todo lo que la palabra encierra. Fernando Gabriel Cazenave es el responsable máximo de la gestación, consecución y broche de oro repleto de brillantez de este encuentro cumbre que tuvo como escenario cotidiano el Hotel Guaraní.

Seguramente, a medida que pase el tiempo, lo que representó el Congreso tomará todavía más valor. Suele ocurrir esto con obras creativas o actos solemnes, en cualquiera de sus variantes y formas. Ojalá no pasen muchos años para que vuelva a darse la posibilidad de oficiar de anfitriones, sin dejar de tener en cuenta todo lo que una organización semejante implica… en el alcance global de la expresión.

Cazenave está allí. Con la espalda ancha, es cierto, producto de la confianza y respeto ganados en base a un trabajo digno, a una labor decisiva, y en rigor a una conducta ejemplar. Se cosecha lo que se siembra.

Allí se encuentra, en compañía de su familia, caracterizada por la tenacidad, seguimiento y el esfuerzo inclaudicable. Valores que lo caracterizan como persona al titular de una AIPS América que con su incursión engalanó el cielo capitalino y que con certeza dejó enseñanzas valiosas.

La toma de conciencia en algunas ocasiones está ceñida a una tarea harto complicada. Y los colegas locales, los que son de la capital y los que vinieron desde distintos puntos del interior, han logrado adoptar una predisposición saludable, con la amplitud y ganas de asimilación como banderas.

Sustanciosos días, gran semana, de pura y mucha actividad, es cierto. Pero hay momentos, hechos e incluso intervenciones loables que no se dan ni se encuentran a la vuelta de la esquina, que no se consiguen en la farmacia de la esquina.

El secreto está en que cada uno de los asistentes al Congreso capte que existe un antes y un después de lo acaecido gracias a AIPS América, gracias a un paraguayo, a un periodista que con su trabajo abrió el juego para que la savia bañe y cubra un radio de acción ávido de aprendizaje, de vivencias, experiencias a ser adquiridas.

Se afirma pues entonces, que amén de las conclusiones que la entidad internacional sacó y seguirá sacando, el ganador por lejos fue el Paraguay _y por su intermedio, sus comunicadores_, que tuvo un Congreso grande, entre grandes.

 

Auspiciantes

previous arrow
next arrow
Slider